🎸La JOVEN GUARDA. Pop y rock brasileño años 60

jovem guarda

A mediados de los años 60 surgió en Brasil un movimiento  pop/beat/yeyé influenciado como en todo el mundo, por los Beatles, que cambiaría el rumbo de la música pop y rock brasileña. La Jovem Guarda.

Este movimiento, en realidad era el nombre de un programa de televisión, que se comenzó a emitir los domingos, siendo la primera presentación el 22 de agosto del año 1965 por la TV Record , en el edificio Ronda da Conçolação 1992 de São Paulo, que primero fue el Cine Rio, y más tarde una pista de patinaje, que se transformó el 9 de marzo de 1959, en el Teatro Record, para suplir las emisiones de partidos de fútbol en directo, que fueron prohibidas debido a que la gente estaba dejando de acudir a los estadios para ver el fútbol en la televisión. En este lugar era donde la TV Record (emisora donde la mayoría de sus programas eran Top de audiencia) hacía todos los programas y donde se organizaron míticos festivales como el del la MPB (17 de junio de 1967) y más tarde fue incendiado. Otros 13 incendios en las dependencias de esta emisora se sucedieron. En estos edificios se encontraban las cintas de las grabaciones, por lo que se perdieron casi todas. Lo que empezó siendo como un programa de relleno en sustitución al fútbol y sin más pretensión que la de llenar con mero entretenimiento el hueco de las transmisiones del fútbol en las tardes de domingo, se convirtió en todo un movimiento cultural en la historia musical del pop y rock brasileño.

La Jovem Guarda es un movimiento musical influido por las tendencias musicales de entre finales de los años 50 y principios de los 60 que combinaban el rock, el beat, el pop y el ye ye.

Todo comienza con el surgimiento del rock’n’roll de los años 50, cuyo origen remonta en el r&b, jazz, blues, country, que caló en los jóvenes brasileños a partir de la introducción de la película Rock around the clock, en 1956, llamada en Brasil Ão balanço das horas. También en este año, entraron discos de Elvis, Chuck Berry, Jerry Lee Lewis, Little Richard y más artistas americanos. Lo que era bueno para Estados Unidos, lo era para Brasil.

Un cantante brasileño de boleros y sambas, Carlos Conzaga, pronto se subió al carro de la música yanki, la balada rock, haciendo versiones que fueron traducidas al portugués: Diana, (de Paul Anka) , Não me deixe amor, ( Don’t leave me now de Elvis). Con 32 años era la primera estrella rock brasileña.

En 1957, se estrena la primera película de rock brasileño, Absolutamente certo, donde aparece el cantante Betinho. En septiembre TV Record trae a los Platters para hacer shows durante una semana en el teatro Paramount.

Por esta época surge la figura de Carlos Imperial, quien tiene un programa llamado Clube do rock, donde fueron a parar otros como Roberto Carlos, Eramos Carlos, Tim Maia, Paulo Silvino o Wanderléia. Todo aquel que quería triunfar tenía que pasar por Carlos Imperial. El tipo, parecía tener pocos escrúpulos, ya que o se colocaba como autor de las canciones compuestas por amigos, o directamente no colocaba los nombres de los amigos con las canciones puestas en conjunto.  Uno de los hits de la época, fue O som, de Eduardo Araújo, compuesta entre este último y Carlos Imperial. Paulo Silvino interpretó el tema Let’s rock together en la película Sherlock de araque.

A finales de los años 50 mientras en Rio de Janeiro nacía la bossa nova, en São Paulo triunfaba el rock. La discográfica Odeon escogió a los hermanos Sergio y Celia Nelly, más tarde con el nombre artístico de Tony y Celly Campello para que grabaran versiones de rock americano en portugués. Más fue en la película Alegria de viver, donde sería lanzado el primer ídolo de rock nacional:  Sergio Murilo.

En marzo de 1959, fue lanzado un éxito del americano Neil Sedaka, Stupid Cupid, cantado por Celly Campello en la versión brasileña Estupido Cupido. Otros éxitos importantes fueron Banho de lúa (versión de Tintarella de Luna de la cantante italiana Mina) Celly Se convirtió en uno de los iconos de la juventud brasileña, teniendo un enorme éxito y apareciendo junto a su hermano en los programas de televisión más reputados. En esta época, Celly Campello y Sergio Murilo eran considerados los reyes del rock brasileño, más Celly se casó y dejó la vida artística, en tanto que Sergio decidió emprender una carrera internacional, grabando éxitos en español.

El terreno estaba abierto para nuevas estrellas, una de estas fue Ronnie Cord, quien se hizo famoso con el himno de rock brasileño  Rua Augusta. La vocalista Toninha, despunta en las listas cambiando al nombre de Meire Pavão. El vocalista del grupo The  Rebels, conocido como Zezinho, pasa a llamarse  Galli Junior, y como técnica de marketing, cambia una vez más el nombre por el de Prini López, culminando finalmente un enorme éxito. En la discográfica Continental, aparece el bahiano Cyro Aguiar, y grabando versiones de hits  internacionales, surge también la rubia Rosemary. Con voz fuerte, ideal para la canción  italiana, el joven Jair Alves Souza es lanzado como Jerry Adriani. Demetrius reaparece para tomar su figura de galán con el tema Ritmo da chuva. Distanciándose del perfil de baladas románticas, la cantante Giane, destaca con Dominique. El cantante de boleros Nilton Cesar, interpreta canciones ya lanzadas por otros artistas y vende más de cien mil copias gracias al éxito Professor apaixonado. Se avecinan las grandes estrellas. Algunas de ellas son los hermanos Ronaldo Luis y Márcio Augusto Antonucci, formando una especie de Dúo Dinamico bajo el nombre de Os Vips. Otro gran dúo se forma cuando dos vecinos amigos de la infancia se unen como Leno e Lilian. En São Paulo, otro dúo Deny y Dino, triunfan con Coruja. Un joven que ya desde su adolescencia despuntaba, volvió a las listas como Wanderley Cardoso. Con la canción Ternura, la cantante Wanderleia se gana el apodo de  Ternura. Todos estos artistas brasileños no se daban cuentan de la importancia que ocasionarían en la historia de la música pop y rock brasileña. Y como todo movimiento, necesitaban un icono, un líder, un rey. Y ese rey sería Roberto Carlos.

En Rio de Janeiro la TV Rio tenía un programa musical las tardes de domingo donde empezaron grandes artistas brasileños aún desconocidos como Erasmo Carlos, Wanderley Cardoso, Os Fevers, Os Golden Boys (grupo vocal que hacía los coros de muchos temas de Roberto Carlos) y cómo no. El rey: Roberto Carlos.

El programa tuvo tanto éxito, que otros canales como TV Record se hicieron eco del asunto y no tardaron en proponer a Roberto Carlos actuar en un programa musical que se daría los domingos por la tarde para sustituir a las transmisiones de fútbol, prohibidas para que la gente volviera a ver el fútbol en los estadios. Este programa se llamaría Jovem Guarda y estaría protagonizado principalmente por Roberto Carlos, en sustitución a Celly Campello, que decidió conscientemente dejar la fama para hacer vida normal, formando así una santa trinidad junto a Erasmo y Wanderleia (se dudó entre esta y Rosemary, pero se eligió finalmente a Wanderleia ya que hacía canciones más marchosas por así decirlo). Así vinieron nombres tanto de Río como de São Paulo, cuna del rock brasileño, que serían invitados tanto para el programa como para las grabaciones de estudio. Algunos de estos grupos serían Os Fevers, Os Jordans (referentes de la música surf instrumental brasileña, para saber más sobre la música surf, click aquí) y Os Golden Boys, que se dedicarían a grabar el acompañamiento instrumental y vocal de famosos temas del rey Roberto Carlos como Parei na contramão o Eu te darei o ceu.

Así nuevos nombres como Roberto Carlos, Wanderleia, Erasmo carlos, Eduardo Araujo, Golden boys, Arnaldo Rajol, Os jordans (quienes tuvieron tanta fama que fueron invitados a Italia y más tarde por el resto de Europa, donde en 1967 tuvieron un encuentro con Los Beatles), Os Fevers, Golden Boys (estos dos últimos de Rio de Janeiro al igual que Roberto Carlos) llenaban los espacios de las tardes de domingo, llegando a lo más alto en popularidad. La primera presentación se realizó el 22 de agosto de 1965 y las grabaciones se realizaban en directo. Muchos fueron los invitados para asistir al ensayo de esa mañana de domingo: Ary Sanches, Prini Lopez, O Trio esperança, Os Incriveis, Os Jet Blacks, Erasmo Carlos, The Beatniks, Wanderlei, Ronnie Cord, Reinaldo Rayol, Enza Flori, Jerry Adriani, Renato e seus blue caps, Os Vips, Orlando Alvarado, Nilson Cesar, Ed Wilson. Así, cada domingo a la salida del teatro se aglomeraban coches lujosos y cientos de fans buscando recibir alguna sonrisa o autógrafo de sus artistas favoritos. Martinha era una de las preferidas. Como primer nombre para el programa se sugirió Festa de arromba,  en referencia al hit de Erasmo Carlos, pero finalmente se decidió Jovem Guarda, en alusión a una frase de Lenin que decía «el futuro pertenece a la joven guardia porque la vieja está ultrapasada«. Al principio, los artistas se limitaban a versionar hits extranjeros de moda, pero fueron Erasmo y Roberto (el Lennon y McCartney brasileños) quienes pensaron que Brasil debía tener sus propias canciones. Así, Roberto con su  Quero que tudo va pro inferno, llevó al movimiento a ganar fama nacional, transformando el yeyé brasileño en un movimiento musical. El movimiento llegó a ser tan famoso que una agencia publicitaria de Brasil, se encargó de cuidar la imagen de los grandes protagonistas de la Jovem Guarda, como Roberto, Erasmo y Wanderleia, llevándoles ropas extravagantes, cabellos largos y alisados, botas y corbatas, todo por influencia de los Beatles. Hasta se hizo una línea de ropa llamada Calhembeque, como uno de los hits de Roberto en sus inicios.  Todos querían vestirse, peinarse, hablar y moverse como sus ídolos musicales. También se fabricaron unos muñecos y todo tipo de productos de merchandising que como era de esperar arrasarían.

La Jovem Guarda no sólo creó tendencias en la moda y costumbres de la juventud, sino también en el lenguaje. Roberto Carlos inventaba palabras y apodos nuevos para el resto de participantes. Así Ary Sanches, era llamado A Granada Romântica, Dick Danello O italianíssimo, MartinhaQuejinho de Minas, Prini Lopez, O cavaleiro negro. Muchos términos inventados por Roberto, fueron incorporados por la juventud brasileña: broto (chica bonita), carango (un buen coche), chapa (amigo), coroa (una persona más vieja),  pão (un hombre guapo), quadrado (una persona conservadora), y la famosa frase é uma brasa, mora? (es fantástico ¿entiendes?)

👇Esto te puedes interesar 👇
👉PELÍCULAS y SERIES sobre MÚSICA en continua actualización

Si Roberto era el rey, más tarde apareció Ronnie Von, quien competía con el programa de la Jovem Guarda, presentando el suyo propio: O pequeno mundo de Ronnie Von. Este representaba un personaje basado en el libro El pequeño príncipe, de ahí que se ganara el apodo de El príncipe. Este programa traía artistas diferentes de los que solían acudir a la Jovem Guarda, sobre todo del emergente sonido TropicáliaCaetano Veloso, Gilberto Gil y el grupo Os mutantes. Así se disputaban la audiencia y surgieron pequeñas rivalidades entre el programa de Ronnie Von y Roberto. Los éxitos más famosos de Ronnie, fueron A praça (escrita por Carlos Imperial) y Meu bem (versión de Girl de los Beatles).

La locura fue tan similar a la Beatlemanía que los miembros de la Jovem Guarda tuvieron que empezar a camuflarse para despistar a los fans. Así, Wanderleia se ponía pelucas para ir al supermercado, Ronnie Von tenía un doble que despistaba a los fans, y Roberto armaba una argucia para entrar en el cine sin que nadie se enterara. El programa tuvo tanto éxito, que las emisiones se enviaron en cintas a otras televisiones como la TV Rio para ser emitidas en estas.

La otra cara el éxito llevó a la envidia y el odio de los más puristas de la música brasileña. Gente que veía con malos ojos que se hiciera olvido de la música popular brasileña sustituyendo la samba, el pandeiro y la guitarra clásica, por rock americano y guitarras eléctricas. Por otra parte, las letras eran meramente románticas y nada tenían que ver con el compromiso político que exigían los jóvenes de la época. Así fueron tachados de alienados.

Los rumores sobre romances entre los miembros de la Jovem Guarda no se hicieron esperar. Se decía que Leno y Lillian estaban juntos, cuando en realidad era todo lo contrario, lejos de eso, discutían como el perro y el gato. Lillian en realidad salía con Renato, de Renato y os seus blue caps. Aunque cuando conoció a Marcio, de Os Vips, dejó a Renato y se casó con él. Se decía que Martinha andaba con Roberto Carlos, cuando en realidad lo hacía con Dedé, el baterista de Roberto. Roberto enamoró a Wanderleia. También estuvo con Paulo Sergio, miembro de Os Incriveis y Antonio Marcos , que la dejó por Vanusa, quien rompió el corazón de Wanderlei Cardoso.

Los fans, sin quererlo alimentaron las rivalidades entres los miembros de la Jovem Guarda, al difundir chismes en revistas  de fans. Los enfados más sonados, fueron entre Lilian y Leno, que no volvieron a hablarse o Ronnie Von y  Roberto Carlos.

Debido a la demanda de una música más comprometida socialmente (en 1968 surge la dictadura en Brasil) y al auge de nuevos sonidos como el movimiento Tropicália, la Jovem Guarda fue desapareciendo. El 17 de enero de 1968, la TV Record anunciará la que será la última actuación de Roberto en el programa,  ya que quería dedicarse a la canción romántica al ver venir el hundimiento del programa. Al mes siguiente viajará a Italia, donde participará en SanRemo con Canzone per Te, escrita por el italiano Sergio Endrigo y que le dará el primer puesto, hecho que lo hace mundialmente famoso y le genera un gran éxito, convirtiéndolo en el cantante brasileño más internacional y querido.

Ahora sin Roberto, el programa queda en manos de sus amigos Wanderleia y Erasmo Carlos, que apenas logran sostenerlo a flote algunos meses más. En mayo de 1968, la Tv Record, decide retirarlo definitivamente. La Jovem Guarda había terminado y la psicodelia de la Tropicália, le tomó el relevo.

Después de la Jovem Guarda cada uno siguió un camino. Roberto Carlos, tiró por las baladas románticas, Martinha, componía para otros, y algunos como Sergio Reis,  terminaron como cantantes de Sertanejo, bossa nova o samba. Otros se dejaron seducir por el sonido Tropicália, que mezclaba las influencias eléctricas de la Jovem Guarda con los instrumentos y sonidos de la música popular brasileña.

Para los que entendáis el portugués brasileño aquí os dejo la historia de la Jovem Guarda contada por sus protagonistas. Se trata de un canal donde se relata toda la historia del movimiento además de interesantes anécdotas y memorias de los que la protagonizaron.

Sin duda un movimiento tan fugaz como interesante, pero no os preocupéis, porque a este movimiento le seguiría el fascinante sonido del Tropicalismo, del que os hablaré en futuros posts.

¿Te gusta la música de los años 50, 60 y 70? Entonces seguro que te encantará mi proyecto de versiones de música italiana de los 50 y 60👉Haz clic aquí

Tu voto me ayuda a mejorar
(Votos: 0 Promedio: 0)
Resumen
🇧🇷La Jovem Guarda. Pop y rock brasileño de los 50 y 60
Nombre del artículo
🇧🇷La Jovem Guarda. Pop y rock brasileño de los 50 y 60
Descripción
Historia del pop y rock brasileño de los años 50 y 60 liderado por los cantantes brasileños Roberto Carlos, Erasmo Carlos y Wanderleia.
Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

vfragosomusica.com te informa de que los datos de carácter personal que me des rellenando este formulario serán tratados únicamente por mí. Responsable de esta web.

Responsable: Verónica Fragoso Flores

Finalidad: poder publicar tus comentarios y responderlos.

Legitimación:  Tu consentimiento.

Destinatarios: Hosting Raiola Networks. Este hosting es español y seguro.

Derechos: a acceder a tus datos, rectificarlos, limitar y suprimirlos en info@vfragosomusica.com así como a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Para poder publicar tus comentarios necesitarás al menos dar un nombre y una dirección de email. Si no, no podré publicarlos.

Puedes saber más sobre protección de datos leyendo las secciones aviso legal, política de cookies y política de privacidad de mi blog.